Guías alimentarias para la población cubana mayor de dos años PDF Imprimir Correo electrónico

Las Guías Alimentarias Cubanas fueron desarrolladas por un equipo multidisciplinario, dirigido por el Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Fueron elaboradas sobre la base del cuadro de salud de la población en relación con la dieta, la disponibilidad y accesibilidad a los alimentos y los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Consumo, Gustos y Preferencias Alimentarias. Se tuvieron en cuenta además, otros aspectos antropológicos y socioculturales de la alimentación.

Leer más...

 

Guía 1: Una alimentación variada durante el día es agradable y necesaria a su salud.

  • Para lograr una alimentación variada seleccione alimentos de todo tipo
  • Los cereales las frutas y los vegetales pueden consumirse en mayor cantidad, las carnes y lácteos en cantidad moderada y las grasas y los dulces en cantidades limitadas.
  • El consumo simultáneo de varios alimentos facilita la asimilación de los distintos nutrientes.
  • Mientras más colores estén presentes en la dieta, más nutrientes se están ingiriendo.

Guía 2: Consuma vegetales todos los días.

  • Priorice la ingestión de ensaladas crudas, debido a las pérdidas inevitables de vitaminas que sufren los alimentos cuando se cocinan.
  • De los métodos de cocción, prefiera el cocinado a vapor o con muy poca agua.
  • Seleccione preferentemente los de color verde oscuro y los amarillos o anaranjados.
  • Evite quitar la piel a los vegetales que lo admitan.

Guía 3: Consuma frutas naturales.

  • Consuma diariamente al menos alguna fruta cítrica.
  • Para aumentar el consumo de fibra se debe consumir el hollejo de las frutas cítricas y no colar los jugos
  • Priorice la ingestión de frutas frescas, en su forma natural, para conservar sus vitaminas.
  • Prefiera como bebidas los jugos de frutas.

Guía 4: Prefiera los aceites vegetales.

  • Prefiera los aceites vegetales, son más saludables.
  • Trate de no consumir alimentos fritos más de 2 o 3 veces a la semana.
  • Evite el recalentamiento de las grasas.
  • Evite consumir alimentos fritos en la venta callejera.

Guía 5: El pescado y el pollo son las carnes más saludables.

  • Consuma pescado al menos dos veces a la semana.
  • Elimine las partes grasas de las carnes y evite consumir la piel del pollo.
  • Evite en lo posible las carnes procesadas por los efectos dañinos para la salud.
  • Sustituya de vez en cuando las carnes por los frijoles.

Guía 6: Disminuya el consumo de azúcar.

  • Disminuya el consumo de todo tipo de dulces y bebidas endulzadas.
  • Evite añadir azúcar a las bebidas que ya la contienen.
  • Para endulzar sus alimentos prefiera el azúcar parda o la miel, son más saludables.
  • Utilice igual cantidad de azúcar que de pulpa para confeccionar mermeladas.

Guía 7: Disminuya el consumo de sal.

  • Añada menos sal al elaborar los alimentos.
  • Elimine el salero de la mesa.
  • Modere el consumo de alimentos industrializados, con frecuencia se les añade sal.
  • Disminuya el uso de la sal en alimentos infantiles.

Guía 8: Consuma algún alimento en la mañana.

  • Desayune con cualquier alimento.
  • Las frutas constituyen una buena opción para el desayuno y las meriendas.
  • El tiempo que dedica a desayunar, puede ser recuperado con creces al lograr mayor efectividad en las tareas del día.
  • De no disponer de tiempo para desayunar, procure hacerlo en cualquier otro horario de la mañana.

Guía 9: Conozca el peso saludable para su estatura.

  • El peso saludable está relacionado con la edad, el sexo y la talla.
  • Para conocer el peso saludable se utilizan con frecuencia el índice de masa corporal (IMC) para adultos y el peso para la talla en los niños.
  • El riesgo real para la salud deriva del bajo peso y del exceso de grasa corporal.
  • El exceso de grasa en el abdomen, representa el mayor riesgo para la salud.