Expresión e interpretación de los datos antropométricos PDF Imprimir Correo electrónico

Existen diversas formas de expresar e interpretar los datos antropométricos:

En Cuba se utiliza la evaluación percentilar basada en normas nacionales para la vigilancia del estado nutricional en el nivel primario de atención y se complementa con las desviaciones estándar para comparar nuestros resultados con los de poblaciones que viven en otros contextos.

Percentiles

El centil o percentil expresa la posición de un individuo en una distribución de referencia dada. Esta es la expresión utilizada para la evaluación antropométrica de los niños cubanos en la atención primaria de salud.

Para comprender mejor su interpretación veamos un ejemplo utilizando el índice talla para la edad.

Niña de 4 años de edad que tiene una talla de 91.5 cm.

Segmento de la tabla de talla/edad

Percentiles
Edad decimal 3 10 25 50 75 90 97
4,0 91,5 94,3 97,1 100,2 103,3 106,1 108,9

 

La niña que estamos evaluando se ubica en el percentil 3, lo que quiere decir que en la población de referencia solo el 3% de las niñas de 4 años tienen una talla inferior a la de ella 94.3 cm, de lo que podemos concluir que esta niña se parece poco a su población de referencia.

Más adelante ampliaremos acerca de la interpretación de los índices más usados en Cuba.

Cómputo Z

Las puntuaciones Z expresan la distancia, en términos de desviaciones estándar, en que se encuentra un individuo, o un grupo poblacional, respecto a la media de referencia. El límite para definir la normalidad está entre más menos 2 desviaciones estándar.

Este procedimiento resulta más sensible que los percentiles para la detección temprana de desviaciones del ritmo de crecimiento por lo que se recomienda emplearlo en las evaluaciones periódicas transversales del estado de salud de la población infantil.

Fórmula Niños 1

 

Cuando el valor observado es menor que la mediana de la población de referencia el Valor de Z será negativo, mientras que cuando es mayor que la mediana tendrá signo positivo

La interpretación del valor de Z es:
Entre -1 y -2 D.E - Desnutrición leve
Entre -2 y -3 D.E - Desnutrición. moderada
Por debajo de -3 D.E. - Desnutrición grave

Vemos un ejemplo:

Niña de 83.5 cm de talla y 8.2 Kg. de peso.

La distribución del peso, para niñas de 83.5 cm de talla en la población de referencia, es la siguiente:

Talla cm -3DE -2DE -1DE Mediana +1DE +2DE +3DE
83.5 (8.2) 8.3 9.4 10.5 11.5 12.9 14.2 15.6

 

Esta niña presenta desnutrición grave por encontrarse por debajo de -3 DE de la población de referencia.

Podemos además calcular el valor exacto de Z, lo que nos permitirá evaluar la recuperación, lo que no es posible cuando usamos percentiles.

Fórmula Niños 2

 

El uso de puntuaciones Z presenta un conjunto de ventajas respecto a los percentiles. A nivel individual, en el seguimiento longitudinal de un niño, evidencia variaciones que pueden pasar inadvertidas con el uso de los percentiles. Por ejemplo, un niño de tres años que mide 89,5 cm se encuentra ubicado entre los percentiles 10 y 25 de talla para la edad, si al cumplir cuatro años mide 95,0 cm tendrá una ubicación similar, es decir, se encontrará entre los percentiles 10 y 25 de este índice; no obstante, si calculamos los puntajes Z en cada una de las dos ocasiones encontraremos que:

Fórmula Niños 3

 

Es decir, hubo una variación en sentido negativo de 0,4 puntajes Z (casi media desviación estándar) que no sería detectada con el uso de los valores percentilares de la talla para la edad, sobre todo si no se estuvieran ploteando esos valores en una gráfica.

Este tipo de valoración puede ser particularmente útil cuando estamos siguiendo evolutivamente el crecimiento de un niño que es portador de alguna enfermedad crónica, en el que queremos evaluar, a partir de los efectos que ejerce ésta en su crecimiento, cómo está evolucionando dicha entidad; también, para conocer con precisión los efectos de un determinado proceder terapéutico o cuando se desea comparar el crecimiento de diferentes grupos de individuos que se encuentran sometidos a condiciones de vida, alimentación o tratamientos diferentes, en cuyo caso, puede calcularse el promedio y la desviación estándar de un grupo de puntuaciones Z.

Porcentaje de la mediana

Esta forma era la más frecuentemente utilizada en el pasado Se toma el valor real de peso o talla de cada niño, se divide por el valor de la mediana o percentil 50 de peso o de talla de los niños de la misma edad y sexo de la población utilizada como referencia y el resultado se multiplica por 100.

Fórmula Niños 4

 

Los datos individuales obtenidos se agrupan en categorías de adecuación de peso para edad, talla para edad y peso para talla.

Veamos un ejemplo:

Niña de 4 años de edad tiene una talla de 94.3 cm

Percentiles
Edad decimal 3 10 25 50 75 90 97
4,0 91,5 94,3 97,1 100,2 103,3 106,1 108,9

 

Fórmula Niños 5

 

Esta niña tiene el 95.8% de la talla que debe tener.

¿Qué quiere decir esto?

Los puntos de corte basados en porcentajes de adecuación difieren de un indicador antropométrico a otro debido a las diferencias en la amplitud de las curvas de distribución de los distintos indicadores. No obstante, a nivel de atención primaria y para la comunicación con los padres, es de fácil interpretación y los padres entienden más cuando se les dice que su niño tiene el 85% del peso que debe tener que cuando se les dice que está en el percentil 10 o por debajo de -2 desviaciones estándar de lo que se debía esperar.

Talla para edad

Porcentaje de adecuación de la mediana
95% Normales
90 - 94% Retardo leve
85 - 89 % Retardo moderado
< 85% Retardo grave

Peso para la talla

Porcentaje de adecuaciónde la mediana
90 - 110 % Normales
80 - 89 % Desnutrición leve
70 - 79 % Desnutrición moderada
< 70 % o con edema Desnutrición grave

Peso para la edad.

Porcentaje de adecuación de la mediana
90 % Normales
75 - 89 % Delgados o desnutridos leves
60 - 74 %
Desnutridos moderados
< 60 % Desnutridos graves